Crema de calabaza, cheddar y chiles

Crema de calabaza, cheddar y chile

Receta perfecta para esta época de otoño y más cerquita de Halloween: crema de calabaza, cheddar y chile.

Nos encantan las cremas y dan mucho juego para los tuppers y para apañar cenas. En este caso teníamos una calabaza del huerto de Mariano a la que queríamos tratar con mimo.
Tenemos varios libros de cocina y de vez en cuando les ojeamos. Hay uno que se llama la enciclopedia de los sabores que leemos cuando utilizamos ingredientes algo diferentes, o simplemente queremos hacer algo distinto. Del libro no os contaremos mucho, sólo que es una ruleta en forma de quesitos del trivial y en cada quesito se identifican ingredientes asociados a un sabor/textura/aroma. Por cada uno de estos ingredientes se lista una serie de alimentos que casan con el y cuentan un poco el origen de esta conexión.
En nuestro caso buscamos la calabaza (silvestre) y dimos con que en algunas culturas se mezclaba bien con queso cheddar en forma de quesadillas y también se le daba bien juntarlo con chiles. Casi nos leieron la mente (también lo habríamos leído antes y el subconsciente nos alertó)
Bueno, vamos al lío que nos dispersamos.

Ingredientes para 2 personas

350gr de calabaza en dados de 1-2cm
2 dientes de ajo laminados
1 chile fresco/seco (cuidado con el picante)
Un poco de tomillo seco
Sal, pimienta y aceite
2 nueces de mantequilla
Agua hasta cubrir
30gr de cheddar madurado(18 meses en nuestro caso)

Rematamos

Parte verde de cebolleta
Polvo de chiles/aji seco(que no pique, a poder ser)
Cheddar ralado

Elaboración

1. En una cazuela con un poco de aceite a fuego medio-alto echamos los ajos laminados.
2. Antes de que cojan color añadimos los dados de calabaza y salamos. Damos un par de vueltas, metemos el chile, el tomillo y le añadimos la mantequilla para que aromatice y vaya dorando la calabaza.
3. Cuando este dorada la calabaza cubrimos con agua y dejamos que hierva durante unos 15-18 minutos. Sazonamos.
4. Trituramos todo con batidora o vaso batidor y añadimos el cheddar en trozos pequeños. Volvemos a triturar para que se integre bien y dejamos bien fino.
5. Servimos la crema con el polvo de chiles, el verde de cebolleta y un poco de cheddar rallado.

Es una crema de calabaza sabrosa y elegante. Controlando el tema del picante y con el dulzor de la calabaza equilibramos bien el plato. La mantequilla hace que sea muy muy suave.
El tema del queso puede que no sea accesible y no lo encontréis. Haceos a la idea de que es un queso que funde bien, se desmenuza con facilidad y es delicado. No os va a enmascarar el sabor de la calabaza. También tened en cuenta que no “tiene nada que ver” con el que ponen encima de las hamburguesas.
Por otro lado, en nuestro caso pusimos agua, en vez de caldo, al cocer la calabaza para percibir únicamente este sabor.
Espero que os hayamos dado una idea diferente de como hacer una crema de calabaza.

Lo suyo es que lo compartáis claro

Crema de calabaza, cheddar y chile
Valora

Etiquetas:, , , , ,

Deja un comentario

Uso de cookies

Obsesión por la cocina utiliza cookies para proporcionar la mejor experiencia de usuario. Si acepta nuestra política de cookies continuará navegando dando su consentimiento para ver recetas de todo tipo.

ACEPTAR
Aviso de cookies