guacamole casero

Guacamole casero

Receta muy muy muy sencilla y resultona. Comprarlo hecho es casi un delito, cada cual que decida: guacamole casero.

Elegir un buen aguacate es sencillo si tienes un par de cosas claras: si son muy baratos generalmente no acertarás; si los eliges sin madurar, con perspectiva de comerlos en una semana tampoco habrás tomado la decisión correcta.
Conclusión, rascarse un poco el bolsillo (a partir de 5-6 €/kg) y comprarlo maduro para el mismo día o el día siguiente. En la nevera pueden aguantar algo más.
Para saber si están en su punto deben estar tersos y que cedan un poco a la presión.
El día que hicimos la foto no teníamos nachos embolsados así que como teníamos tortillas de trigo para fajitas tiramos de ellas.

Ingredientes para un picoteo de 4 personas

1 aguacate hermoso/2 medianos y maduros
Un puñado de cilantro fresco
Zumo de una lima
Un poco de cebolleta morada bien picada
Un poco de chile picado (opcional)
Sal y un chorrete de aove

Para los nachos

2-3 fajitas cortadas cada una en 8 triángulos
Aceite 0,4

Elaboración

1. Preparamos los nachos. Los cortamos y en un cazo con aceite bien caliente vamos friendo en pequeñas tandas. Se hincharan un poco y se hacen en unos 15 segundos. Los sacamos a papel absorbente.
2. Ponemos la cebolleta morada picada en un bol con agua y hielo para quitarle un poco de fuerza.
3. Nosotros a falta de molcajete lo preparamos en mortero. Partimos el aguacate a la mitad, abrimos y clavando el cuchillo en el hueso y girando lo quitamos. Sacamos la carne del aguacate con una cuchara y lo echamos en el mortero.
4. Sazonamos el aguacate y aplastamos bien con un tenedor o con el mazo del mortero. No hay que dejarlo como un puré, tiene que quedar con sus grumos.
5. Picamos un poco el cilantro y lo añadimos al mortero, seguimos machacando un poco. A continuación añadimos el zumo de lima.
6. Por último, metemos un poco de la cebolleta escurrida y el chile. Añadimos un poco de aove y rectificamos de sal.

Lo tomamos con los nachos caseros y a disfrutar.
El molcajete es un elemento indispensable en la cocina mexicana, similar al mortero pero hecho con piedra volcánica.
Lo del aceite evidentemente es algo personal pero no esencial en la receta. También se le puede añadir tomate picado, chile serrano o lo que más os guste.
Lo principal para un guacamole casero es el aguacate, el cilantro y la lima. Con eso vale.
A nosotros el de la Bistroteca nos flipó por el concepto de hacerlo delante del comensal. Dificultad mínima.
Pásale el link de la receta a tus amigos y poneos como el kiko

Guacamole casero
Valora

Etiquetas:, , , , ,

Comentarios (4)

  • Avatar

    Bernabe

    |

    Espectacular. Lo de las tortilla para hacer los nachos, muy buena idea.

    Reply

    • Avatar

      Pachi

      |

      Muchas gracias!! Con lo fácil que es y lo bien que queda. Lo de los nachos “caseros” es una solución perfecta 😉

      Reply

  • Avatar

    Esther

    |

    Buenísimo! le has encontrado el punto! jaja la visita a la Bistroteca también fue clave.

    Reply

    • Avatar

      Pachi

      |

      Mil gracias. Poco a poco vamos afinando

      Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Obsesión por la cocina utiliza cookies para proporcionar la mejor experiencia de usuario. Si acepta nuestra política de cookies continuará navegando dando su consentimiento para ver recetas de todo tipo.

ACEPTAR
Aviso de cookies