Berenjena rellena de carne glaseada

Berenjena rellena de carne glaseada

Nos encanta la berenjena en todos sus formatos y nos da rabia cuando en las rellenas dejamos la «cáscara». Ahí va una solución: berenjena rellena de carne glaseada.

Nuestra idea

De las doscientas mil formas de comer berenjenas generalmente nos encantan todas. Si que es verdad que las rellenas y las fritas con miel (en no mucho tardar subiremos nuestra versión) son dos de las más recurrentes y sabrosas. No nos olvidamos de las berenjenas a la parmesana (parmigiana di melanzane).
Total, que tirando de una salsa boloñesa casera o partiendo desde cero esta receta de berenjena rellena de carne glaseada queda tremenda.
Un tema interesante en la salsa boloñesa es añadirle un poco de vino tinto para darle mayor sabor.
El tema del glaseado (sin volverse loco) le da un punto de profundidad tremendo, aparte de ablandar la parte exterior de la berenjena y hacer que se coma con gusto.
Para hacer esta especie de glaseado utilizamos un caldo de ave que teníamos y un poco de miel, sin más.

Ingredientes para 2-4 personas

2 berenjenas medianas
500gr de salsa boloñesa casera
100ml de leche/nata
300ml de caldo de ave casero
2cs de miel
Queso rallado para fundir
Sal, pimienta y aceite

Elaboración de berenjena rellena de carne glaseada

1. Precalentamos el horno a 180º. Mientras se calienta abrimos las berenjenas a la mitad y hacemos cortes en forma de rejilla sin llegar hasta el final de la piel.
2. Ponemos papel vegetal en una bandeja de horno y colocamos las berenjenas con la piel hacia abajo. Sazonamos por arriba y le añadimos un chorro de aceite a cada una.
3. Dejamos las berenjenas en el horno por unos 30 minutos. Las sacamos y con una cuchara quitamos toda la pulpa que podamos sin llegar a romper la piel.
4. Calentamos la salsa boloñesa en una sartén y le añadimos la pulpa de berenjena picada. Añadimos la leche, salpimentamos y dejamos que se ligue bien durante 5 minutos y se evapore el líquido.
5. Ponemos el caldo de ave junto con la miel a reducir en un cazo a fuego fuerte y mezclamos con unas varillas. Tiene que reducir la mitad de su volumen (8-10 minutos, andad con ojo que no se reduzca demasiado todavía).
6. Rellenamos las berenjenas con nuestra boloñesa «adulterada». Las colocamos con la piel hacía abajo en una sartén antiadherente con una pizca de aceite y espolvoreamos queso rallado encima de cada una.
7. Añadimos el caldo medio reducido a la sartén con las berenjenas y dejamos que siga reduciendo. Esto ablandará un poco más la piel y hará que concentre su sabor.
8. Podéis menear y tapar la sartén para que el queso se funda más rápido y la salsa se reparta mejor.
9. Servimos cuando el caldo se ha consumido casi por completo.

Berenjena rellena de carne glaseada lejos

Conclusión

Esta receta de berenjena rellena de boloñesa glaseada es un plato con una profundidad de sabores interesante.
No pasa nada porque la berenjena baje de altura al asarse y tampoco por que se os rompa un poco.
Nosotros hicimos dos mitades porque nuestra sartén es pequeña y no entran más.
En el tema de reducción del caldo tened en cuenta que cuanta más superficie tenga el cazo/sartén antes se evaporará el líquido.

Esta receta de berenjena rellena de carne glaseada, ideas para cocinar, ideas para comer a diario, recetas sencillas, recetas baratas y mucho más en Obsesión por la cocina.

Comparte si: te gusta la receta/las fotos/la forma de escribir/lo odias en general/crees que debería cerrar el blog/no merecemos vivir

Berenjena rellena de carne glaseada
Valora

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Uso de cookies

Obsesión por la cocina utiliza cookies para proporcionar la mejor experiencia de usuario. Si acepta nuestra política de cookies continuará navegando dando su consentimiento para ver recetas de todo tipo.

ACEPTAR
Aviso de cookies