garbanzos con manitas, oreja y panceta de cerdo

Garbanzos con manitas, oreja y panceta

Cuchareo para templar el cuerpo en cualquier época del año, más reconfortante en épocas frías: garbanzos con manitas, oreja y panceta.

Lees la receta en 3 minutos

Preparar estos garbanzos con manitas, oreja y panceta de cerdo te llevará en total unas 4 horas, pero de trabajo 30 minutos en total.

Esta receta no tiene gluten ni lactosa

Nuestra idea

No nos cansamos de repetir que los platos de cuchara son nuestros favoritos. La receta de garbanzos con manitas de cerdo, oreja y panceta levantan a un muerto y sirven como anticipo para la gente que no se lleva bien con los callos.
Este plato se divide en dos partes, por un lado la cocción de la legumbre con los productos del cerdo (caldo) y por otro lado un sofrito potente. La gelatina de las manitas y la oreja harán que consigamos cierta textura melosa que podremos acentuar mediante la reducción del caldo y el reposo.

Ingredientes para 6 personas

250gr de garbanzos cocidos
150gr de panceta o tocino ibérico cocido
2 manitas de cerdo cocidas
2 chorizos asturianos
1 morcilla asturiana
1 oreja de cerdo cocida
1.5l de caldo
Sofrito
Piparras
Sal, aceite y vinagre

Para el caldo

1 hueso de rodilla
1 hueso de espinazo de cerdo
1 punta de jamón
Panceta o tocino ibérico
4 manitas de cerdo
1-2 orejas de cerdo
500gr de garbanzos pedrosillano
2 zanahorias peladas
1 cebolla
1 puerro
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
Sal y agua

Para el sofrito

2 dientes de ajo
1 cebolla
1cs de pimentón picante(al gusto)
3 tomates pera maduros rallados
1cc de tomate concentrado
1cs de pulpa de pimiento choricero
1 vaso de nuestro caldo para triturar el sofrito
1cs de harina (opcional, nosotros no le pusimos)
Sal y aceite

garbanzos con manitas, oreja y panceta de cerdo vertical

Elaboración de garbanzos con manitas, oreja y panceta

1. Blanqueamos en agua hirviendo durante 2 minutos los huesos, la punta de jamón, las manitas, la oreja y la panceta. Tiramos el agua y reservamos.
2. En una olla rápida con un poco de aceite sofreímos las verduras del caldo troceadas, cuando comiencen a coger color añadimos los huesos y las carnes. Vamos metiendo los garbanzos en una malla para cuando esté cociendo el agua de la olla poner los garbanzos y luego recuperarlos fácilmente.
3. Cubrimos la olla de agua fría (ojo que si os pasáis de líquido al meter los garbanzos se os saldrá), añadimos el laurel, sazonamos y ponemos a hervir. Cuando hierva metemos los garbanzos, desespumamos ligeramente, cerramos la olla rápida en posición 2 y cuando empiece a silbar o suba el pitorro dejamos la olla a fuego bajo (3/9 en nuestro caso) 40 minutos. En olla normal tardará unas 2 horas, 2 horas y cuarto.
4. Sacamos y reservamos las carnes y los garbanzos de la olla. Colamos el caldo resultante.
5. Arrancamos el sofrito añadiendo el ajo y la cebolla picados finamente en una olla con un poco aceite. Cuando se ponga la cebolla transparente añadimos el pimentón, removemos rápidamente y echamos el tomate rallado, la pulpa del choricero y el tomate concentrado.
6. Subimos el fuego, dejamos secar/reducir el agua del tomate y añadimos un vaso de nuestro caldo. Reducimos un par de minutos y trituramos bien. Añadimos todo nuestro caldo y ponemos a hervir hasta reducir 1/3 de su volumen (30-40 minutos), durante los últimos 15 minutos de está reducción bajaremos un poco el fuego y meteremos los chorizos y la morcilla para que se cuezan.
7. Enfriamos el caldo en la nevera para poder desgrasarlo bien. Picamos al gusto las carnes.
8. 20-30 minutos antes de comer ponemos en una olla el caldo al fuego con todos los ingredientes y dejamos que cueza muy lentamente.
9. Servimos caliente con unas piparras o guindillas.

garbanzos con manitas, oreja y panceta de cerdo cerca

Conclusión

Nuestra receta de garbanzos con manitas, oreja y panceta es un plato potente para disfrutar con amigos y/o familia en casa.
El enfriamiento del caldo es indispensable para que podamos retirar el exceso de grasa y además, con el reposo, el plato mejora bastante.
Como hemos dicho anteriormente, estos garbanzos sin callos es una puerta de iniciación para los que son más reticentes con este tipo de guisos. Picando finamente las manitas y la oreja puede pasar casi inadvertido en textura, eso si la melosidad del caldo estará bien presente.

¿Qué hago con todos los garbanzos que me sobren?

Pues desde un hummus casero, a una ropa vieja, garbanzos fritos con ras el hanout y sardinas en lata, estas albóndigas de garbanzos con avellanas tipo falafel o simplemente congelarlos hasta que se os ocurra otra receta para otro día.

Esta receta de garbanzos con manitas, oreja y panceta, ideas para cocinar, ideas para comer a diario, recetas sencillas, recetas baratas y mucho más en Obsesión por la cocina.

Garbanzos con manitas, oreja y panceta
Valora

Etiquetas:, , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Uso de cookies

Obsesión por la cocina utiliza cookies para proporcionar la mejor experiencia de usuario. Si acepta nuestra política de cookies continuará navegando dando su consentimiento para ver recetas de todo tipo.

ACEPTAR
Aviso de cookies