Sala de despiece Chuletón cenital y tirabeques

Sala de despiece, algo distinto y sorprendente en Madrid

Si la idea es ir buscando tranquilidad o raciones abundantes estás perdido, pero ojo que Sala de despiece es un sitio con un ambiente y una materia prima increíble. Uno de nuestros sitios preferidos en Madrid de largo.
Ya hemos estado tres veces (más otra vez en su academia de despiece). Lo primero que llama la atención del sitio es el exterior y que cuando entras, mientras esperas tomando algo con el cucurucho de patatas fritas con pimentón que te dan, es como si estuvieras a medio camino entre una carnicería y una cámara refrigerante (no he estado en mi vida en una, solo por lo que vemos en la tele).

El montaje de los platos habitualmente se finiquita en la barra. De hecho en algunos platos te explican como realizarlo para montartelo tu mismo. Las cartas se rellenan a mano, suelen tener platos fijos pero la mayor parte de ellos cambian según la disponibilidad del género. Los cubiertos los tienen en cestos colgados del techo para que te sirvas tu mismo. En fin para mi gusto una pasada.

Entre sus fijos de la carta están los dos platos que véis en la foto de portada, el chuletón cenital y los tirabeques. Lo del chuletón cenital es tremendo, con salsa tartufata, tomate aliñado, sal maldón, pimienta y aove, bien enrollado y para adentro.
Los tirabeques son otra apuesta segura, pero creo que después de haber ido ya varias veces no hay ningún plato que digas “esto no lo pidas que tampoco está muy allá”.

Sala de despiece Rólex

De la última visita nos quedamos con el rólex, tocino ibérico con yema de huevo y foie… de caerse la lágrima de verdad.

Sala de despiece Alcachofas

Pero claro te pones a pedir y vienen unas alcachofas con un punto de cocción y un crujiente de la leche.

Sala de despiece tartar de pez limón

Siguiendo un tartar de pez limón que viene en una placa petri (o algo similar) y con los ingredientes en la bandeja para que te lo mezcles y montes tu a tu gusto. Estaba espectacular, sabroso con sabor a mar, bien aliñado, en fin acierto total.
Pedimos más cosas y podría contaros más platos que hemos probado otras veces como el solomillo de tomate de Navarra, pero ya os dejo para que vayáis y lo comprobéis con los menos prejuicios posibles.

Por último comentar que cuando estuve en la academia de despiece, elegí el curso con maridaje y disfrute como hacía tiempo que no lo hacía. No se puede contar mucho porque es mejor ir sin saber a lo que vas, pero todo lo que ví, comí y bebí fue para estar contándolo como un abuelo cebolleta 😉
Pidiendo dos vinos y dos cervezas, más cuatro platos y un postre para dos personas sueles salir en unos 25-30€ por cabeza.
Calle de Ponzano, 11, 28010 Madrid


Etiquetas:, , , , ,

Comentarios (2)

  • Avatar

    Oscar Leal

    |

    La verdad es que a mi también me gustó, y solo he estado una vez. Igual lo que menos el agobio del sitio estrecho y todo el mundo ahí… pero es el precio que tienes que pagar por ir a un sitio de calidad y que está muy de moda.
    Gran recomendación

    Reply

    • Avatar

      Pachi

      |

      Totalmente de acuerdo, si eres de los que te agobias con gente estás jodido. Por lo demás perfecto. Gracias!!

      Reply

Deja un comentario

Uso de cookies

Obsesión por la cocina utiliza cookies para proporcionar la mejor experiencia de usuario. Si acepta nuestra política de cookies continuará navegando dando su consentimiento para ver recetas de todo tipo.

ACEPTAR