patatas bravas 2 salsas lado

Patatas bravas 2 salsas

Difícil resistirse a una ración de patatas bravas o dos salsas en alguno de los sitios donde las bordan. La versión que os traemos es algo diferente: patatas bravas 2 salsas.

Nuestra idea

Somos muy pesados. En muchas de nuestras recetas utilizamos elementos orientales pero generalmente son optativos o los podéis sustituir por otras cosas. Esta receta de patatas bravas dos salsas también tienen toque asiático, pero el justo.
No os vamos a dar la receta definitiva de la salsa brava o alioli. Si seguis leyendo os daremos las pautas para hacer la fritura de las patatas perfecta y dos salsas bastante apañadas.
Como ya hemos contado otras veces, para la fritura de la patata es necesario tener una patata vieja (las que empiezan a sacar brotes son ideales), monalisa o agria. Si no disponéis de estos tipos de patata es complicado que queden bien crujientes.
Para las salsas hacemos una “brava” y un “alioli” que más bien es una salsa blanca con variaciones.
Para refrescar el picante bravo sazonamos las patatas con un poco de ralladura de lima.

Ingredientes para una ración

2 patatas agrias grandes lavadas (peladas o no)
3 dientes de ajo sin pelar
Aceite 0,4
Ralladura de 1 lima
Sal

Salsa brava

1/2 cebolleta
3 dientes de ajo
Un poco de jengibre fresco
1/2 chile picado
1cs de pimentón picante
1cc de carne de ñora
1cc de bovril
1/4 vaso de vino blanco
1/2 vaso de agua
Sal

Salsa blanca

1 huevo
3 dientes de ajo confitados
Pizca de lima
Aceite 0,4
Chorrete de salsa de sriracha o kétchup+tabasco
Sal

patatas bravas 2 salsas arriba

Elaboración de patatas bravas 2 salsas

1. Cortamos las patatas en formato bravas. En una sartén con aceite a fuego medio-bajo las confitamos junto con los 3 dientes de ajo durante unos 15-20 minutos. Cuando pinchemos y se atraviesen fácilmente las apartamos del fuego y las reservamos en el aceite. Sacamos los ajos.
2. Para la salsa brava picamos la cebolleta, los ajos, el jengibre y el chile. En un cazo o sartén con aceite sofreímos las verduras, cuando empiecen a coger color añadimos el pimentón, la ñora y el bovril. Mojamos con el vino para que no se queme el pimentón. A continuación añadimos el agua y dejamos cocer durante unos 10 minutos. Trituramos, rectificamos de picante y sal, colamos y reservamos.
3. La salsa blanca la haremos a modo de mahonesa. En un vaso batidor añadimos el huevo, los dientes de ajo confitados, un chorrete de lima, sal y aceite. Batimos aguantando la batidora abajo del todo hasta que empiece a emulsionar y luego batimos arriba y abajo. Añadimos aceite hasta conseguir el espesor que más os guste. Cuando este a punto añadimos chorrete de sriracha y rectificamos de sal. Reservamos en frío (en un biberón de cocina).
4. Subimos el fuego de la sartén al máximo con las patatas y le damos una fritura de un par de minutos. No tienen que quedar demasiado crujientes, así absorberán mejor la salsa. Sacamos a un papel absorbente y sazonamos bien. Rallamos la piel de limapor encima y mezclamos bien.
5. Ponemos las patatas sazonadas en un plato y le añadimos primero la salsa brava y luego la salsa blanca. Terminamos con un poco de cebollino.

Conclusión

Esta receta de patatas bravas 2 salsas funciona genial como aperitivo cuando tenemos visitas en casa.
Cuando las patatas están confitadas se pueden escurrir bien y guardar hasta el momento de la fritura final, por si tenéis que hacer muchas.
Las salsas aguantan una semana sin problema en la nevera.

Esta receta de patatas bravas dos salsa, ideas para cocinar, ideas para comer a diario, recetas sencillas, recetas baratas y mucho más en Obsesión por la cocina.


Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Uso de cookies

Obsesión por la cocina utiliza cookies para proporcionar la mejor experiencia de usuario. Si acepta nuestra política de cookies continuará navegando dando su consentimiento para ver recetas de todo tipo.

ACEPTAR