Pescados a los tres vuelcos dorada

Pescados a los tres vuelcos

Los pescados admiten multitud de recetas aunque luego generalmente solemos caer en hacer siempre sota, caballo y rey. Hoy mejoramos los pescados al horno de toda la vida: pescados a los tres vuelcos.

Nosotros no hemos inventado nada y en una de las tantas recetas que le hemos visto a Martín Berasategui nos sorprendió y alucinó esta forma de rematar los pescados.
La idea de utilizar la técnica de los tres vuelcos toma mayor sentido con los pescados que más gelatina o suero sueltan, pero podemos apañarla con casi cualquier pescado blanco fresco.
Nosotros lo hemos hecho con una dorada abierta a la espalda y una ventresca pequeña de una melva de algo más de 1,5kg. Lo de la melva lo hemos incorporado porque al hacer la compra hemos traído doradas, melva y caballa y nos habían sacado la ventresca de la melva.
Esta receta de pescados a los tres vuelcos es algo que deberíais probar si o si. Cuando no disponíamos de cámara lo hemos probado con pescado a la espalda y con rodaballo a la plancha y queda de 10.

Ingredientes para 2-3 personas

1 dorada de 800gr abierta a la espalda(con espina)
1 ventresca de melva de unos 250gr
Sal, pimienta y aceite

Para el refrito(vuelcos)

1/2 vaso de aove
4 dientes de ajo laminados
1/2 guindilla laminada
Chorrete de vinagre de sidra/zumo de limón

Elaboración

1. Salpimentamos los pescados. Ponemos a calentar el horno a 180 grados.
2. En una fuente de horno con una pizca de aceite ponemos primero únicamente lo dorada con la piel hacia abajo.
3. Cuando lleve unos 9-10 minutos, sacamos la bandeja y metemos también la ventresca. Dejamos 2-3 minutos más.
4. Sacamos el pescado del horno y dejamos en la bandeja, tiene que estar casi hecho pero a falta de un puntito.
5. En un cazo ponemos a calentar el aceite y añadimos los ajos y la guindilla. Cocinamos a fuego medio hasta que empiecen a dorar ligeramente.
6. Volcamos el aceite en los pescados y con cuidado sujetamos los pescados con una espátula y recuperamos de nuevo al cazo el aceite junto con el suero que han soltado los pescados.
7. Calentamos el cazo dejando que caliente durante unos instantes y repetimos la operación completa.
8. En la tercera vez que volcamos el aceite y los jugos añadimos un chorrete de vinagre y lo echamos sobre los pescados. Listo.

Pescados a los tres vuelcos ventresca

El resultado de estos pescados a los 3 vuelcos es muy muy recomendable. Como os hemos dicho se puede hacer con casi cualquier pescado blanco.
Hay que tener un poco de maña con no liarla al recuperar los jugos de la bandeja pero poco más. También vale pedir ayuda 😉
Os dejamos un par de enlaces a los vídeos de Martín Berasategui: merluza al horno a los tres vuelcos y rodaballo a los tres vuelcos

Esta receta de pescados a los tres vuelcos, ideas para cocinar, ideas para comer a diario, recetas sencillas, recetas baratas y mucho más en Obsesión por la cocina.

Comparte si: te gusta la receta/las fotos/la forma de escribir/lo odias en general/crees que debería cerrar el blog/no merecemos vivir

Pescados a los tres vuelcos
Valora

Etiquetas:, , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Uso de cookies

Obsesión por la cocina utiliza cookies para proporcionar la mejor experiencia de usuario. Si acepta nuestra política de cookies continuará navegando dando su consentimiento para ver recetas de todo tipo.

ACEPTAR
Aviso de cookies